Guía para padres, Tecnología, vida familiar

Como adaptarme a mi Auxiliar Auditivo con éxito

¿Eres de los que no se decide a comprar un auxiliar auditivo (o audífono), aunque sabe que lo necesita? O peor aún, ¿lo tienes guardado en el cajón por que no consigues adaptarte a él? A continuación te cuento cómo debe ser el proceso de adaptación y qué puedes hacer para que usar tu auxiliar auditivo sea algo placentero.

La Dra. Ana María del Rello, especializada en comunicación humana y quién adapta auxiliares auditivos en la ciudad de México hace más de 30 años, nos explica que “en promedio los pacientes esperan 7 años para iniciar el uso de un auxiliar auditivo desde que identifican un problema de audición. Les detiene el que se note. Piensan que quienes lo vean pensarán que ya es una persona mayor o que los verán mal. Pero en realidad, todos los prejuicios sobre traer un auxiliar auditivo se nulifican cuando logran adaptarse con éxito a él y consiguen aprovechar todos sus beneficios.”

¿Qué me aporta un auxiliar auditivo? ¿Qué gano usando uno?

Los beneficios de usar un auxiliar auditivo con éxito son básicamente estos:

  • Entender mejor el lenguaje oral y comunicarme mejor, especialmente cuando se trata de lenguaje a distancia o en movimiento
  • Reducir la sensación de aislamiento, pues percibo los estímulos sonoros a mi alrededor
  • Mejorar mi calidad de vida social pues me relaciono mejor
  • Bajar la presión con la que vivo en el trabajo
  • Reducir el esfuerzo que tengo que hacer para escuchar
  • Identificar la fuente del sonido más fácilmente, me siento más conectado al entorno
  • Todo lo anterior se traduce en un mayor bienestar emocional

La Dra. Del Rello comenta que para sentirse satisfecho un usuario de auxiliar auditivo “Primero que nada deberá ser cómodo y advertir que su audición ha mejorado. No debe tener molestias con el ruido de ambiente, el auxiliar lo debe matizar adecuadamente. Debe poder usarlo todo el día aún en ambientes adversos, como es el caso de restaurantes o reuniones ruidosas sin sentirse abrumado. Además de esto, que el auxiliar auditivo sea estético. Que sea fácil de colocarlo, cuidarlo y limpiarlo.”

Las expectativas también son determinantes de la sensación de satisfacción. Hay que ser realista, un auxiliar no es un oído nuevo. Hay que entender qué es lo que hace el auxiliar para comprender en qué situaciones nos va a beneficiar principalmente y en qué situaciones el beneficio será limitado.

¿Cómo funciona un auxiliar auditivo?

Existe la percepción equivocada de que si alguien tiene una pérdida de audición, la solución es gritar o subir el volumen de todos los sonidos. Esto es un error. (Ver también 11 Tips para comunicarme mejor con una persona con pérdida auditiva). Las pérdidas auditivas comprenden pérdidas de percepción diferentes según la frecuencia, que va de grave a aguda y se mide en Herz. Por ejemplo, las frecuencias de la voz normal están alrededor de 300-4000Hz, mientras que el timbre del teléfono suele estar en 4000Hz (actualmente se puede modificar a un tono útil que no contenga las frecuencias más afectadas), la caída del chorro de agua está en 250Hz. Entonces, según las frecuencias que el usuario menos oiga, el auxiliar compensará ese faltante específicamente. El objetivo es que la suma de sonidos sea lo más parecido a la de una persona con audición normal. Los auxiliares digitales tienen además la capacidad de, conforme cambia el ambiente, de modificar varias veces por segundo el nivel de amplificación por frecuencia en tiempo real y en algunos programas hasta reducir aquellos sonidos que considere “ruido” para potenciar la voz y la definición del habla. Esta inteligencia artificial limpia el sonido para hacerlo mucho más confortable y dar al usuario una sensación de naturalidad.

Los auxiliares más sofisticados poseen además la opción de captar el sonido de emisores como radio, tv, un micrófono, el ordenador o el teléfono celular y enviarlo vía Bluetooth directamente a nuestro oído. Ofreciendo así una nitidez mucho mayor en el sonido. Personalmente, cuando he usado este sistema por primera vez, para escuchar música, fue una experiencia maravillosa y conmovedora, pues un reproductor de sonido habitual no había logrado devolverme esa calidad de sonido, totalmente limpia. Es Fantástico.

Por esta razón, es crucial tener en cuenta la vida cotidiana de cada usuario, antes de elegir el modelo y cuando se están haciendo los ajustes de adaptación del auxiliar auditivo hay que definir: en qué tipo de ambientes suelo estar, qué sonidos son los que me importa más detectar, que son a los que el auxiliar debe dar preferencia. “Los resultados son siempre mejores cuando se adaptan dos auxiliares pues la información que recibe el cerebro será más completa y se reforzarán las señales del habla, se obtendrá estereofonía y localización de la fuente de sonido,” agrega la Dra. Del Rello.

El proceso de adaptación

Audiometría o Audiograma: El primer paso para adquirir un auxiliar auditivo es siempre hacer una Audiometría, también llamada Audiograma. (Ver también Sonido y Audiograma)

Elección del modelo: Después se prueban varias tecnologías para encontrar el modelo que mejor cubre las necesidades en cada caso y se manda a hacer. Hay que hacer un balance entre el costo, beneficio. La Dra. Del Rello nos dice, “La idea de usar un auxiliar auditivo es para mejorar su audición y su comunicación. Así que deberá de fijarse en que le brinde una audición los más parecida a la normalidad. No tanto en la estética. Aunque se trata de cumplir ambos aspectos.”

alta2-in-hand

Imagen: http://www.oticon.com

Entrega: Cuando se entrega el auxiliar se realizan los ajustes iniciales tomando en cuenta la audiometría y las preferencias/necesidades del usuario, se le ensena a colocarlo adecuadamente y se explican las instrucciones y cuidados que requiere. “Normalmente al inicio se activa poca ganancia (o volumen) y posteriormente se irá aumentando el volumen hasta llegar al apropiado para compensar la hipoacusia en su totalidad”, nos dice la Dra. del Rello. “Al hacer adaptación a un niño, debemos tener cuidado que la mamá aprenda a colocar adecuadamente el molde. Y el molde deberá de ser de concha completa y suave (de silicón) con un codo superior de fijación para que no se le salga fácilmente.”

Calendario gradual: Actualmente los AA tienen una tecnología tan avanzada, que permite ser usado todo el tiempo desde el primer día. En algunos casos de difícil adaptación, el oír abruptamente todos los sonidos y con el volumen que suelen tener puede resultar muy abrumador y molesto. En estos casos, debe comenzarse las primeras semanas usándolo en ambientes específicos y por periodos de tiempo controlados. La Dra. Del Rello recomienda, “la primera semana hay que usar el auxiliar auditivo media hora en la mañana, media hora al medio día y media hora en la noche en ambientes no ruidosos. Se irá aumentando cada día media hora o una hora el periodo hasta llegar a cuatro horas. Los últimos 3 días se recomienda usarlo todo el tiempo que esté en su casa con el ruido normal que haya. La segunda semana, se recomienda ya salir a la calle y probarlo en otros ambientes. La tercera semana deberá estarlo usando todo el día en todos los ambientes.”

Ajustes: “Recomiendo llevar un diario donde se hagan anotaciones sobre qué sonidos resultan molestos y hay que ajustar, las circunstancias donde se está oyendo bien y donde hace falta hacer un ajuste”, agrega la Dra. Del Rello. “Será muy importante que asista a las citas de revisión, cada tres semanas o un mes, para que comente sus experiencias al usar los auxiliares y que se vaya completando el ajuste del auxiliar auditivo. Suelen ser necesarias dos a tres citas para hacer ajustes y que el usuario quede satisfecho en los distintos ambientes que experimenta en su vida cotidiana.”

Para ello, el aporte de personas de confianza es fundamental, pues de los sonidos que no oímos no nos damos cuenta. Pero quienes nos rodean sí lo notan y nos lo pueden decir para que pidamos ajustes.

La presencia de los familiares en las revisiones con el audiólogo son también oportunidades para informarles sobre cómo facilitar la comunicación con la persona con pérdida auditiva y optimizar la adaptación.

Gran parte de la comodidad al usar un auxiliar auditivo radica en el molde (que es la parte que va dentro del canal auditivo). Éste puede ser de distintos materiales y debe ser de buena calidad para que no de molestias o cause ningún tipo de dolor o pite. Si fuera el caso, hay que modificarlo. Si el auxiliar auditivo pita es porque el molde no sella bien.

Imagenes: http://www.oticon.com y www.familyaudiologyutah.com

La información que damos a quién nos adapta el auxiliar auditivo es crucial para que usarlo resulte en una experiencia placentera. Muchas veces me pasó llegar a la cita de revisión y no tener idea qué decir o qué cosas son modificables. Para ello, he creado esta pequeña lista resumiendo aspectos relevantes para mencionar:

  • Es muy raro que se presente mareo con el uso del auxiliar auditivo. Si aparece, podrá ser por un exceso en el nivel del sonido y se deberá especificar cuándo es que se siente sensación de mareo.
  • Si pita, ¿cuándo?
  • Si me molesta el molde en alguna parte de la oreja u oído o me duele.
  • En cuáles situaciones oigo mejor y en cuáles peor.
  • Me molesta el sonido porque es demasiado alto, ¿cuándo?
  • Comprensión del lenguaje: suena muy grave o muy agudo, no oigo las consonantes (esto es crucial para que entendamos las palabras y se puede pulir con finos ajustes en grave/agudo). Hay algunos modelos que incluso se pueden programar distinto según el idioma que se quiere oír.
  • Definir cuatro ambientes principales de mi vida y describirlos. Así el adaptador comprenderá las prioridades y si el modelo lo permite configurar programas. Por ejemplo:
    • Casa: aquí me importa oír el timbre, las alertas del microondas y si llora el bebé. Es un ambiente mayormente callado.
    • Fiesta infantil: es un ambiente ruidoso, los niños gritan y eso me da dolor de cabeza, hay que reducir el ruido ambiente lo más posible.
    • Oficina: me importa oír si me hablan desde lejos, si suena el teléfono, cuando hay una reunión quiero maximizar la comprensión de voz. Es un ambiente silencioso.
    • Calle/Restaurante: ambiente sumamente ruidoso, quiero entender el habla, pero solo de quien está cerca de mí. El ruido ambiente debe ser reducido.
    • Cine/concierto de música: todas las frecuencias son relevantes para comprender la melodía y el ruido ambiente es mínimo.

Errores más comunes

Los errores más comunes que derivan en una adaptación deficiente son, según la Dra. Del Rello, “que no lo usan todo el día, sólo en algunos momentos que les son importantes para la comunicación. Así que, no han aprendido como es escuchar con el auxiliar y perciben sonidos que no saben identificar, algunos les molestan. Se recomienda que lo usen el mayor tiempo posible siguiendo el calendario recomendado, ser constantes desde el día desde que se les entrega y acudir a las revisiones. Actualmente los auxiliares tienen mucha tecnología para dar comodidad al escuchar con ellos. Otro factor que impide una buena adaptación es la mala colocación del auxiliar auditivo en el oído. Esto provoca que pite y les fastidia, un error tan simple puede arruinar toda la experiencia y evitar que mejoren su calidad de vida oyendo mejor.”

La Dra. Ana María del Rello es Médico General (UNAM, México) y tiene una especialidad en Comunicación, Audiología, Otoneurología y Foniatría (InR. UNAM, México). Es Director Médico en RDR en la Ciudad de México. http://www.rdr.com.mx

Para recibir más posts como éste vía email, suscríbete a mi Blog “Vivir con pérdida de audicióndando click en el botón “SEGUIR” en la página principal.

2 comentarios sobre “Como adaptarme a mi Auxiliar Auditivo con éxito”

  1. Compre mis aparatos auditivos y según el audiologo los programo y jamas pude conseguir cita con el para revisarlos y la verdad no escucho y me costaron muy caros no me entrego un equipo para adaptarlo en la televisión me gustaría saber si ustedes podrían programarlos mi pérdida fue súbita en los dos oídos su información me gusto en espera de respuesta gracias

Deja un comentario