Encuestas, Responsabilidad Social, Vida laboral

Encuesta ¿Qué te hace feliz en el trabajo?

A veces es tabú en las empresas preguntarle a la persona con pérdida de audición qué se puede hacer para que se sienta más productivo, cómodo y satisfecho en el día a día laboral. Cómo puede mejorar el entorno para favorecer la comunicación y apoyarle.

La situación de pasar por un proceso de selección o afrontar un problema auditivo con el empleador es aun muy compleja. En mi caso, que mis colaboradores conozcan las recomendaciones sobre cómo comunicarse con una persona que no oye bien, me aligeran la vida enormemente y me quitan estrés a la vez que mejora mi desempeño. Claro que no siempre existe la confianza que abra la puerta a hablar del tema abiertamente y con transparencia. La competitividad laboral, en muchos casos nos hace tratar de ocultar nuestra sordera por miedo a perder el puesto, el proyecto o que nos terminen haciendo a un lado. Digo tratar porque al final de cuentas, nuestro entorno laboral termina por notar errores en nuestro desempeño derivados de información que no hemos recibido. El problema es, que no hablar abiertamente de nuestra sordera en el trabajo deja lugar a dudas sobre si los errores son porque no nos llegó el mensaje o porque somos malos o flojos trabajando.

Los malos entendidos nos pueden crear una pésima reputación, por ello, buscar hablar abiertamente con la empresa sobre nuestras necesidades es necesario para minimizar esas situaciones donde se nos escapa información. Y no solo en cuanto a calidad del trabajo que hacemos, sino incluso que nos ponga en un riesgo. 

Ahora, el tema es que muchos de nosotros vamos por la vida pensando que es únicamente responsabilidad nuestra resolver el tema y le ahorramos a la empresa y a los colegas/jefes la labor de cooperar con nosotros. Vivir con este «delirio de persecución» permanente es increíblemente estresante y desgastante. Estar alerta por si alguien nos habla por la espalda y no le oímos, durante el 100% de la jornada laboral… ¡es agotador!  La cuestión es, que cuando la empresa tiene voluntad de inclusión nos puede aligerar esa carga muchísimo. Trabajar relajados y sentirnos seguros es crucial para nuestra  productividad, calidad de trabajo y de vida.

Ahora, una experta en RRHH me comentaba que hay personas que abusan de su estatus «con discapacidad» para aprovecharse y cargar la balanza del lado de la empresa causando constante conflicto. No lo dudo, existe gente así también sin discapacidad. En mi opinión, para ser parte sana de una sociedad hay que ser productivos y autosuficientes, no asumir que el mundo va a resolver nuestros problemas. Un trato justo y equidad aplica para ambas partes la empresa y el empleado.

En muchos países, existen leyes antidiscriminación que lejos de mejorar la inclusión la obstaculizan porque hablar sobre la discapacidad de un empleado con el empleado es simplemente tabú. Supongamos que RRHH o el jefe directo quieren saber qué necesita la persona con sordera para trabajar bien y cubrir las funciones del puesto (un transcriptor, un teléfono con bluetooth, un aro magnético, etc), pero no pueden hablarlo porque si se malinterpreta temen que les puede llevar a un problema legal. (Ver también nuestro post sobre Cuatro mitos sobre contratar a personas sordas y cómo superarlos). Como empleado no tienes oportunidad de saber si la empresa está dispuesta a poner de su parte para integrarte mejor, a menos que seas tú mismo quién inicie una charla sobre el tema.

Por todas estas razones, debe haber un protocolo para abordar estos temas de manera natural, abierta y constructiva. Es preferible empezar con el pie derecho explicando abiertamente nuestras necesidades al trabajar y permitir poner las bases para que ambas partes queden satisfechas con la relación laboral. 

Con esta encuesta anónima, buscamos recopilar información y hacer estadísticas para poner a disposición del público en general, la perspectiva de quienes viven con pérdida de audición. Con el fin de que el tabú desaparezca y nuestra sordera sea tratada con normalidad, sea algo natural y conocido por toda la gente, no solo quienes tienen un familiar con que la vive.

¿Y a ti qué te hace feliz en el trabajo?

Responde la encuesta

Para recibir más posts como éste vía email, suscríbete a Casa Caracol Blog dando click en el botón “SEGUIR” en la página principal. También puedes seguirnos en Facebook.

Deja un comentario