Comunicación, Guía para padres, Salud

Terapia con perros para el niño con sordera

¿Quién no ha oído la expresión “Entre más conozco a la gente, más quiero a mi perro”? Los más fieles compañeros, animadores y empáticos amigos que podemos tener. Nos reciben siempre alegres, sin prejuicios, se dejan querer pues una caricia o un juego con la pelota es algo que no pueden resistir. La mirada perruna es de las más tiernas que hay. Quién haya recibido apapachos de un ser peludo y orejón sabe lo relajante y reconfortante que puede ser.

IMG_6110
Kala y Adriana en una sesión de terapia

Algunos padres nos han preguntado de qué manera pueden guiar a sus hijos para sobrellevar una vida con sordera. Cómo darle herramientas para ser fuerte emocionalmente, seguros de sí mismos y reforzar sus competencias sociales.

Una forma de crecer emocionalmente y sentirnos amados es relacionarnos con una mascota. Interactuar con un animal ofrece la oportunidad de comunicarnos con un ser vivo en otro nivel, más intuitivo. Hacerlo habitualmente puede generar una conexión emocional fuerte y desarrollar las habilidades de comunicación.

Pero no todo el mundo está dispuesto a tener una mascota en casa, ya que es también una gran responsabilidad y puede resultar en mucho trabajo. Tampoco son absolutamente todos los animales adecuados para ser domesticados, ni lo suficiente dóciles para servir el propósito de conectar con un niño. Para dar acceso al contacto con un animal y empaparse del poder curativo que despiertan algunos seres vivos, se han desarrollado centros de entrenamiento para dar Terapia Asistida por Animales (TAA).

Cada vez hay más terapeutas que han incorporado en su plan de tratamiento a caballos, perros, gatos, cerdos o aves. “Se utilizan para aumentar y complementar los beneficios de la terapia habitual.” (Psicology Today, 2014) Sus beneficios son a nivel cognitivo, físico y emocional. “Se han mostrado especialmente útiles en la estimulación temprana en niños, reduciendo sus estados de nerviosismo, agresión o estrés y mejorando sus capacidades cognitivas.” (Sunrise Medical, 2018)

La integración social de un niño que no oye bien, es un reto tanto para el niño como para sus padres. Si el niño se ha sentido aislado o rechazado es probable que se vuelva agresivo o sienta impotencia de no poder fluir con los demás con más naturalidad. Si como adultos con sordera hay que experimentar momentos incómodos, a un pequeño que no sabe expresar ni comprender sus sentimientos bien, puede orillarlo a deprimirse, volverse agresivo o afectar su autoestima.

“Los animales pueden ser una fuente de calma, confort o seguridad que desvíen la atención fuera de una situación estresante hacia otra que ofrezca placer. La terapia asistida con perros ha demostrado, según un meta-análisis de 49 estudios, resultados positivos y una mejora general de bienestar emocional en niños con autismo, condiciones médicas o problemas de comportamiento. Puede ser de ayuda para las personas que se enfrentan a depresión, esquizofrenia o adicción.” (Psicology Today, 2014)

IMG_4763
Los perros atienden atentos durante la sesión de terapia asistida

Adicionalmente, según “Terapeutas Caninos México”, los perros ayudan a las personas a despertar interés por otras personas, despertar interés por el mundo que les rodea, mejorar el lenguaje, aumentar la tolerancia y proporcionan un medio de relajación.

Cuando el niño ve que puede dar instrucciones al perro y éste las lleva a cabo, comienza un juego interactivo. A veces solo el acariciarlo tiene un efecto sedativo, como con los abrazos entre humamos.

“El desarrollo de relaciones afectivas entre paciente y animal contribuye a que el primero aprenda a identificar emociones, desarrolle empatía e interactúe con mayor facilidad con otras personas.” (Sunrise Medical, 2018)

En Casa Caracol, hemos entrevistado a Adriana Isela Moreno Ortíz, quién es Lic. en Alteraciones de la Audición y el Lenguaje (Instituto José David A.C.), actualmente cursa una maestría en Neurorehabilitación (CMUCH) y es Coordinadora del Centro de Audición ESRU Escucha, en México. Ella ha incorporado en las terapias que imparte el apoyo de su perra llamada Kala, una Border Collie de 5 años.

IMG_4048
Kala, perra entrenada para asistir en terapias de audición

¿Cómo surgió la idea de la Perro-Terapia?

La idea surge a partir de la observación que tuve de mi perra KALA siendo una cachorra (2 meses), el vínculo/trato que tuvo con un niño con discapacidad (pérdida auditiva, retraso mental, debilidad visual), pues se estuvo más de 2 horas cerca de él, dejándose acariciar.

¿Cuál es el objetivo principal de la Perro-Terapia? ¿Qué se busca generar en los niños?

El objetivo directo es promover la mejoría en las funciones físicas, sociales, emocionales, cognitivas y de lenguaje. Busco crear un ambiente seguro, de confianza al introducir un perro de terapia a la sesión.

¿En qué consiste una sesión de terapia?

Es la incorporación de un perro como parte del tratamiento de rehabilitación de los niños. Siempre deben estar dirigidas por profesionales de la salud (médicos, psicólogos o fisioterapeutas) o de la educación.

¿Hay una cantidad de sesiones recomendada?

No, yo metí un proyecto para arrojar resultados cuantitativos y cualitativos por 6 meses. Después de eso KALA es parte del equipo, viene 2-3 veces a la semana y ya no es tan rígida su participación, es más de acompañamiento y relajación en las terapias.

¿En qué consistió el proyecto que realizaste?

KN Perro Terapia implementó el programa de Terapia Asistida por perros en aprox 120 sesiones terapéuticas de 6 niños con hipoacusia bilateral profunda, un padecimiento agregado y un lenguaje oral limitado o nulo, con el objetivo de complementar sus terapias de audición y contribuir positivamente a su rehabilitación.

¿Qué resultados arrojó el estudio?

Entre mayores los niños más cuesta motivarlos en la terapia y los perros funcionaron como motivadores intrínsecos, pues no juzgan resultado correcto o incorrecto simplemente reaccionan de diferente manera según lo que oyen. Surgió en general en los niños un deseo mayor de participar, intentar e involucrarse más en la terapia. Cada caso tenía objetivos particulares.

IMG_6319
Una sesión de terapia asistida por perros

¿Algunos ejemplos concretos?

Una niña que solía mostrar timidez a temor en las terapias, cuando introdujimos al perro y notar su curiosidad por las palabras que ella emitía se emocionó y sintió más segura para hablar. Al ver el efecto de darle instrucciones al perro, deseó gesticular mejor y perseverar para adquirir más palabras.

Otro caso con déficit de atención logró estar más relajado y atento por un tiempo más prolongado. Mejoró sus competencias sociales.

Había un niño que presentaba agresividad hacia las personas y hacia sí mismo. Después de ir aceptando al perro y llegar al punto de acariciarlo cambió su actitud, fue más empático, más tranquilo, menos ansioso. Al enfocarse en el perro también mejoró su concentración y controló mejor su impulsividad.

¿Necesita el perro tener ciertas características para darse la terapia con él?

Sí, después de ver la empatía que tenía con los niños (especialmente con discapacidad) fue que acredité a Kala para ser perro de terapia.

¿Necesita ser entrenado el perro para que la terapia funcione?

Sí, esto es básico.

Los perros deben ser seleccionados y adiestrados específicamente para integrarse dentro de un programa terapéutico o educativo como herramienta al servicio profesional para alcanzar los objetivos marcados de una forma más rápida y así mejorar el funcionamiento cognitivo, lenguaje, físico o social de un niño(a).

¿Qué tipo de niños se benefician de la Perro-Terapia?

Cualquier niño puede ser beneficiado, si la facilitadora (terapeuta) fija objetivos claros y concretos pueden ser integrados en las sesiones de trabajo.

Sin embargo, en nuestro proyecto concluimos que se recomienda emplearla especialmente en niños con un padecimiento agregado además de la sordera, o bien, que están adquiriendo la lectoescritura, ya que es uno de los procesos más estresantes para los niños con pérdida auditiva.

¿Puede cualquier persona organizar una Perro-Terapia?

No, para poder introducir a un perro en una sesión con niños, adultos y/o ancianos deben de estudiar para facilitadores de terapia con animales.

¿Cuál es la particularidad de usar perros para estimular a los pequeños?

Que los niños se sientan relajados, que la sesión no se torne invasiva para ellos… pues una terapia de audición por ejemplo todo el tiempo se piden respuestas, llega un momento en que la terapia se torna pesada, fastidiosa y cansada… la labor del perro es equilibrar esta parte y que la tensión disminuya.

Adriana realiza la terapia asistida por perro de manera voluntaria, pero existen diferentes centros que se dedican a ello con costos variables. Por su parte KALA, quien está acreditada por «Mascoterapia perros de servicio Querétaro» y es miembro del «Club Agility COAT Puebla», tiene su propia página de Facebook “KN Perro Terapiadónde publica sobre su experiencia apoyando a Adriana en su trabajo con niños.

IMG_6320
Kala, Border Collie entrenada como perro de terapia

Al interactuar con animales, los niños necesitan poner atención, concentrarse y ejercitar su manera de hacer gestos e indicaciones manuales, lo cual apoya el desarrollo del lenguaje. “Ejercitar la memoria, la inteligencia espacial y la orientación son otros de los beneficios asociados a estas terapias”. (Sunrise Medical, 2018)

Cuando el niño se muestra temeroso a los perros, hay que diferenciar si se trata de falta de confianza por no estar habituado a convivir con perros o de un miedo auténtico que le produzca pánico. En el primero de los casos, ir interactuando con el perro poco a poco y tomar confianza le va brindar un aumento de autoestima enorme. Ver al perro seguir sus instrucciones les hace sentirse muy orgullosos.

Sin embargo, si es pánico, por ejemplo, por una mala experiencia previa, tal vez sea mejor probar una terapia con otro tipo de animales.

IMG_6331
Adriana con un grupo de perro terapia

Según algunos expertos, los perros para terapia deben ser dóciles. “No depende de la raza, sino de su buen temperamento y personalidad. (…) Para los caninos apoyar en las terapias es como un trabajo, no a todos les gusta esta ocupación y hasta tienen sus días de descanso- deben contar con conocimientos básicos de obediencia y dominar trucos como «echado», «sentado» y «caminar junto». Además, no deben de ser agresivos ni miedosos. (…) (Time Out Mexico, 2015)

Otros expertos opinan que las razas que destacan como ideales para la terapia asistida son el pastor alemán el Labrador y el Golden Retriever, por su inteligencia, obediencia y por ser cariñosos.

Para más información te dejamos algunos links de interés:

Terapeutas Caninos México. Evaluadores y Certificadores de Binomios Caninos de Terapia

Bocalán. Presentes en España, Guatemala, Argentina, Colombia, México, Brasil, Perú, Chile, Japón. 

Casa Caracol es el portal de Internet para personas con pérdida de audición y todos quienes les rodean. Puedes consultar más artículos como este en nuestro Blog: Vivir con pérdida auditva.
Síguenos en Facebook.
FUENTES
Psicology Today. (2014). Animal-Assisted Therapy. From Psicology Today: https://www.psychologytoday.com/us/therapy-types/animal-assisted-therapy
Sunrise Medical. (2018). Todo sobre las terapias asistidas con animales. From Sunrise Medical: https://www.sunrisemedical.es/blog/terapias-asistidas-con-animales
Time Out Mexico. (2015). Terapia asistida con animales. From Time Out Mexico: https://www.timeoutmexico.mx/ciudad-de-mexico/mascotas/terapia-asistida-con-animales

Deja un comentario